Altea, sabor a verano

Altea-claraBmartin-12Aprovechando el tiempo tan veraniego que tuvimos hace unos días (duró poco por lo que parece) nos escapamos a Altea para inaugurar la temporada estival. Son estas locuras que nos dan a los de Madrid: miras el tiempo, ves que va a hacer sol y te metes cinco horas de carretera (con niñas incluidas) para disfrutar dos días en la playa. Pero oye, mereció muchísimo la pena!.
Quisimos darle una sorpresa a Sofía y no supo nada hasta que nos montamos en el coche. En lugar de la mochila del cole le dimos unas gafas y un tubo de snorkel, ya os podéis imaginar la cara que puso!

 

Nuestro destino elegido fue Altea, nada como esta ciudad con sus casas blancas, sus calles empedradas y sus increíbles vistas al Mediterráneo para dar la bienvenida al verano.

Altea-claraBmartin-02

Visitamos por primera vez Altea hace ya unos años, justo cuando Sofía tenía 18 meses, la misma edad que tiene ahora Olivia, y ya entonces nos conquistó. Es de esos lugares típicamente mediterráneos, con sus casas blancas, su ambiente bohemio, su buganvilla, sus calles empinadas y laberínticas (esto lo digo porque nos perdimos, nos costó un buen rato encontrar el coche de vuelta  ) y como no, el azul del mar de fondo.

Altea-claraBmartin-05Altea-claraBmartin-04Altea-claraBmartin-06

Altea está repleta de cuestas y escaleras, algo que cuando vas con niños hay que tener en cuenta. Aunque a esta pequeña exploradora no hay nada (ni nadie) que la detenga con tal de llegar a lo más alto.

Altea-claraBmartin-08

Altea-claraBmartin-07

Sin embargo, cuando llegas a la parte más alta, y contemplas las increíbles vistas desde los miradores todo el sudor para llegar arriba es más que merecido.

Altea-claraBmartin-11

Altea-claraBmartin-10

El casco antiguo de Altea, con la bonita iglesia principal siempre de fondo, desprende encanto por cada esquina; está repleto de tienditas de estilo bohemio, heladerías y restaurantes con terrazas que animan a sentarte y tomar una caña fresquita. Me encantó el ambiente tan animado que había, sin duda invita a disfrutar más si cabe del verano.

Altea-claraBmartin-03

Altea-claraBmartin-14Altea-claraBmartin-18Altea-claraBmartin-20

Paseamos sin un rumbo fijo por sus calles hasta el atardecer cuando la luz dorada se colaba por sus rincones y resaltaba incluso más la belleza del lugar. El momento perfecto para sacar la cámara de fotos, tal y como os decía en la guía para hacer fotos bonitas de tus viajes.
Altea-claraBmartin-19
Y aprovechando el reto de Soy Inspiracción de este mes en el que Mama Biznaga nos proponía que hablemos de un lugar de vacaciones, aquí os dejo algunos consejillos por si os animáis a visitar Altea:

Las dos noches cenamos en restaurantes con terrazas en la azotea, merece la pena subir cuatro plantas de escaleras solo por contemplar Altea desde lo alto e iluminada bajo la luz de la luna. 

Por cierto, si sois fans de la comida hindú os recomiendo el restaurante Crown of India, justo al lado de la plaza. Fue nuestro gran descubrimiento, estaba todo delicioso y el servicio muy atento. La mejor fideuá y sardinas las comimos en El Chiringuito, enfrente de la playa de L´Albir. De esos lugares que viéndolos desde fuera no pensarías que se come bien, y nada más lejos de la realidad. Nos lo recomendó la anfitriona de nuestro apartamento y es perfecto para comer tras volver de la playa, cuenta además con parque infantil.

Altea-claraBmartin-21


Todas la playas de Altea son de cantos rodados, de entre todas me quedo con la playa de L´Albir en Alfaz del Pi. Tiene bandera azul y dispone de muchos servicios para toda la familia. Pero si preferís las de arena, Benidorm está a solo un paso, la playa de Poniente es más tranquila y sus aguas son cristalinas.


Altea-claraBmartin-23

Y el chiringuito con las mejores vistas es Pane e Amore, decorado al detalle y hasta con un mini mercadillo hippie. Nos tomamos un mojito que nos supo a gloria, nos quedamos con ganas de más pero es lo que tiene el viajar con la tribu al completo 😉

Bueno, y ahora solo falta que acaben las tormentas y que podamos volver a decir Hola! al verano.

Feliz semana!!

Te ha gustado? Compártelo!

5 pensamientos en “Altea, sabor a verano

  1. Me encanta el post, estaba pensando en hacer una escapada en el puente de San Isidro. ¿Puedes recomendarme alojamiento por la zona? ¿Estuviste en hotel o apartamento?
    Gracias.

  2. Pingback: Un paseo por Cadaqués - claraBmartin

  3. Pingback: Villajoyosa, el pueblo más pintoresco del Mediterráneo - claraBmartin

  4. Y en Alfas del Pi o Altea me podrias recomendar algun otro alojamiento? estoy mirando y no encuentro nada que me motive.

    Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *