Berlín con niños: Los 10 mejores planes
Berlín con niños- Los mejores planes

Hace poco más de una semana disfrutamos de tres días con las niñas en Berlín. Yo ya había visitado varias ciudades alemanas anteriormente, pero Berlín es totalmente diferente. No tiene nada que ver con el resto. Es una ciudad enorme y multicultural con muchísima historia, y mil cosas para hacer.

Y aunque a primera vista no lo parezca, es muy buen destino para viajar con niños. Berlín es una ciudad muy kid-friendly, y si vas con buen tiempo aún más porque puedes sacarle el máximo partido a sus enormes parques, plazas y aceras!.

Berlín con niños-los mejores planes

Te dejo algunas ideas para hacer con niños si visitas Berlín un fin de semana largo. Todas estas cosas las hemos hecho nosotros, pero podría seguir con la lista porque es una ciudad donde ni tú ni tus hijos os ibais a aburrir. ¡Espero que te guste mi selección!.

1. Dejarles jugar en alguno de los parques de Kreuzberg o Prenzlauer Berg. 

Los parques para niños en Berlín son impresionantes. La mayoría están realizados con materiales ecológicos como la madera, algo que me encanta, porque además están perfectamente integrados en el entorno. Y los niños felices con un poco de tiempo de juego para ellos.

Berlín con niños-claraBmartin_22
Berlín con niños-claraBmartin_26
Berlín con niños-claraBmartin_25
Berlín con niños-claraBmartin_28
Berlín con niños-claraBmartin_38
Berlín con niños-claraBmartin_36

2. Haceros una foto divertida en un photoautomat.

Nuestros hijos no sabrán seguramente lo que es un fotomatón, y a nosotros probablemente se nos haya olvidado lo que es entrar en una cabina, ajustar la banqueta giratoria hasta la altura de los ojos, y ¡sonreír!. Berlín es una de las pocas ciudades que sigue conservando estos fotomatones analógicos. Los Photoautomat son ya elementos icónicos en Berlín y están repartidos por varios puntos de la ciudad. ¡Y por sólo 2€ tendrás 4 fotos súper divertidas!. A los niños les encanta y encima te llevarás un bonito souvenir.

Berlín con niños-claraBmartin_17
Berlín con niños-claraBmartin_18
Berlín con niños-claraBmartin_19
Berlín con niños-claraBmartin_20

3. Alucinar con el dinosaurio más grande del mundo en el Museo de Ciencias Naturales

Para un día de lluvia nada mejor que llevar a los niños al Naturkundemuseum donde además de aprender algo nuevo se maravillarán con el impresionante esqueleto de dinosaurio que preside la entrada. ¡El más grande del mundo!. Tiene partes interactivas donde pueden ver cómo se movían los dinosaurios y ver un montón de especies animales, fósiles y minerales. Precio entrada familiar (dos adultos y hasta 3 niños) 15€.

Berlín con niños-claraBmartin_48
Berlín con niños-claraBmartin_02
Berlín con niños-claraBmartin_44
Berlín con niños-claraBmartin_45
Berlín con niños-claraBmartin_46
Berlín con niños-claraBmartin_47
Berlín con niños-claraBmartin_49

4 .Buscar tesoros en el mercadillo de Mauerpark.

Cada domingo en Mauerpark se celebra el Flohmarkt, un mercadillo al aire libre. Allí encontrarás puestos de todo tipo: ropa vintage, artesanía, comida, objetos antiguos y de segunda mano. A los niños les encantará porque hay muchísimo ambiente, música y actuaciones en directo, además de puestos muy curiosos como los que venden Legos, juguetes o Playmobil antiguos.

Berlín con niños-claraBmartin_41
Berlín con niños-claraBmartin_43
Berlín con niños-claraBmartin_40
Berlín con niños-claraBmartin_42

5. Admirar la mayor exposición de arte al aire libre en la East Side Gallery.

El muro de la East Side Gallery se extiende a lo largo de 1,3 km y es una de las mayores exposiciones al aire libre que existen. Allí se muestran más de 100 murales pintados por artistas que homenajearon la libertad y la experanza de un mundo mejor tras la caída del muro del Berlín. Es un paseo perfecto para hacer con niños y mostrarles esta parte de la historia que dividió Berlín durante 28 años. Aquí se encuentra también el famoso mural del beso donde no podéis dejar de haceros una foto, ¡con beso!. 😉

Berlín con niños-claraBmartin_12
Berlín con niños-claraBmartin_13
Berlín con niños-claraBmartin_15

6. Pasar una mañana divertida en el MACHmit Museum. 

Un museo interactivo totalmente pensado para los niños en el barrio de Prenzlauer Berg. El MACHmit está alojado dentro de un espacio increíble, una iglesia reformada, y allí podrán hacer talleres, jugar a ser papás, oficios, conocer las plantas y jugar en un «castillo» laberinto de madera. ¡Es una pasada el diseño del espacio!. Cuenta también con una cafetería donde tomar algo mientras los niños juegan. Ojalá tuviéramos algo similar en España!. Precio de la entrada familiar (dos adultos y hasta tres niños) 20€.

Berlín con niños-claraBmartin_01
Berlín con niños-claraBmartin_30
Berlín con niños-claraBmartin_31
Berlín con niños-claraBmartin_33
Berlín con niños-claraBmartin_34

7. Perderse entre el Memorial del Holocausto.

Aunque visites Berlin con niños no hay que dejar de ver o conocer la historia de esta ciudad, por muy dura o difícil que sea de entender por los más pequeños. Nosotros el primer día hicimos un Free Tour que nos ayudó a situar los acontecimientos y aprender más sobre algunos puntos de la ciudad.

El Memorial del Holocausto es el lugar idóneo para explicar a los niños de forma simbólica lo que significó el Holocausto. Dejar que se pierdan entre ese laberinto de columnas, que aunque para ellos sea un juego tiene mucho significado. Por cierto, es importante saber que no pueden ponerse de pie en ellas, solo sentarse. Se trata de una muestra de respeto.

Berlin con niños
Berlín con niños

8. Hacerse en un selfie en la Puerta de Brandenburgo.

¿Vas a París y no te haces una foto con la torre Eiffel?. ¡Pues aquí lo mismo!. Todos a la foto con el mayor símbolo de Alemania.

Berlín con niños-claraBmartin_06
Berlín con niños-claraBmartin_07

9. Montarse en el tranvía, metro y tren.

Berlín es una ciudad muy extensa. Ir a pie a todos los lugares interesantes es misión imposible y más si viajas con niños ya que las distancias son enormes. La mejor forma de ver la ciudad es combinar el paseo con el transporte público, además con el mismo ticket puedes usar cualquier tipo de transporte. Olivia se pasó todo el tiempo en Berlín preguntando: «¿nos vamos al tren?». ¡Le encantaba!.

La mayoría de estaciones son accesibles para ir con carritos, tienen ascensor, y los precios del transporte son muy baratos para ser una capital europea. Si piensas usar el transporte más de 3 veces te compensará comprar un billete de transporte de un día, o incluso de grupo si viajas con más gente. Toda la info aquí.

Berlín con niños-claraBmartin_09
Berlín con niños-claraBmartin_23
Berlín con niños-claraBmartin_24
Berlín con niños-claraBmartin_10
Berlín con niños-claraBmartin_04

10. Saboread un pretzel y una currywurst.

La Currywurst o salchicha con salsa de curry es el plato más típico de Berlín. Para los más pequeños mejor una Bratwurst (salchicha asada) o una Weiss wurst (salchicha blanca cocida), y si lo acompañas de un pretzel será el tentempié perfecto para aguantar las largas horas de turismo!.

Berlín con niños-claraBmartin_21

Si planeas un viaje con niños mayores de 7 años te recomiendo que lean antes la guía de Lonely Planet Berlín para Pequeños Viajeros. Sabrán de antemano muchos datos curiosos de la ciudad, y la visita será mucho más amena. Berlin es una ciudad muy grande y con mucha historia.

Éstas son sólo algunos planes para hacer en Berlín con niños. La ciudad tiene muchísimas otras actividades tanto para mayores como pequeños, y más aún si vas con buen tiempo. Nosotros estuvimos en Febrero y tuvimos que adaptarnos con actividades de interior.

Berlín - claraBmartin

Otra buena opción es tomar un café o hacer un brunch en unos de los muchos Eltern-Kind Cafés o cafeterías para niños repartidas por los barrios residenciales de Berlín. Casi todos cuentan con zonas de juego para los más pequeños, aquí puedes ver el listado completo.

Espero que esta mini guía te resulte útil si planeas una escapada a la capital alemana. Y si ya has estado me encantará que compartas con todos nosotros esos planes imperdibles!.

Y si buscas alojamiento en Berlín, no te pierdas este post:

Auf Wiedersehen! 😉