El Bálsamo: La casa rural más bonita de La Mancha

En plena ruta de Don Quijote y en uno de los pueblos con más encanto de La Mancha, te espera esta casa rural decorada con mimo hasta el más pequeño detalle. Si buscas un alojamiento lleno de encanto para desconectar del mundanal ruido, debes ir a Casa El Bálsamo.

casa rural El Bálsamo, Belmonte

No podíamos haber elegido un lugar mejor para nuestra primera escapada post-confinamiento. Llevaba meses siguiendo en Instagram la increíble reforma de Casa El Bálsamo y tuvimos la gran suerte de ser unos de los primeros huéspedes en disfrutarla. Y si ya me parecía bonita en fotos… ¡te aseguro que en directo lo es aún más!

casa rural El Bálsamo, Belmonte

Situada en Belmonte, un encantador pueblo en la provincia de Cuenca, la casa rural El Bálsamo ha abierto recientemente sus puertas. De gestión totalmente familiar, esta casa solariega del siglo XVI, reconstruida y decorada con muchísimo gusto, cuenta con 7 habitaciones dobles (con opción de cama extra) y 2 apartamentos totalmente equipados.

La casa además puede ser alquilada de forma íntegra, con una capacidad de hasta 30 personas, una opción perfecta para grupos grandes.

Y si a una decoración exquisita le sumamos el trato cercano de sus propietarios la combinación solo puede resultar ganadora. A continuación, te cuento todo sobre nuestra estancia en la casa rural El Bálsamo, y que hacer en los alrededores.

Nuestro apartamento en Casa El Bálsamo

habitación casa rural El Bálsamo, Belmonte

Nosotros nos alojamos en uno de los apartamentos, concretamente en el apartamento Poleo (todas las habitaciones tienen nombres de plantas medicinales). Fue un flechazo a primera vista, y es que tanto los tonos de la habitación como los muebles en fibras naturales eran «muy yo». Podría decorar mi casa exactamente de la misma manera jeje. Por no hablar de las lamparas de Liderlamp, que son protagonistas indiscutibles en cada estancia.

casa rural El Bálsamo, Belmonte

El apartamento consta de una habitación principal con cama doble y un pequeño sofá; otra habitación con dos camas individuales, una pequeña cocina y baño. El tamaño es perfecto para alojar familias de 4 o 5 miembros; y cuenta con todo lo necesario para hacer alguna comida en el apartamento, algo muy útil cuando se viaja con niños.

casa rural El Bálsamo, Belmonte
casa rural El Bálsamo, Belmonte

Me encantaron todos los detalles decorativos, como las coronas de flores preservadas de Brumalis, el papel pintado de flores, los bastidores bordados y los textiles. Me entraron ganas de copiar todo y ponerlo tal cual en mi casa jeje.

casa rural El Bálsamo, Belmonte

Los interiores de Casa El Bálsamo

casa rural El Bálsamo, Belmonte

Nada más entrar te recibe el luminoso y amplio patio de columnas. Está decorado principalmente en tono rosa antiguo, madera natural y toques de verde de las plantas; cada detalle de esta zona es para no parar de hacer fotos. El techo está acristalado por lo que recibe una luz natural increíble que va cambiando a medida que pasan las horas.

casa rural El Bálsamo, Belmonte

Desde el patio se accede también a la cueva alacena, una cueva bodega donde antiguamente se hacía el vino y se guardaban los alimentos para su conservación. Es el lugar perfecto para tomar algo en verano ya que aquí dentro se está muy fresquito. Es como tener un pequeño bar dentro de la casa.

casa rural El Bálsamo, Belmonte

Pero sin duda, lo más sorprendente de la casa, y que no te esperas encontrar, es la piscina climatizada cavada en roca natural.

Esta peculiar piscina dentro de una cueva puede ser usada todo el año. Se reserva a una hora concreta y así se puede disfrutar con tranquilidad y sin necesidad de compartirla con otros huéspedes. A las niñas les encantó la experiencia de nadar en una cueva!

piscina cueva casa rural El Bálsamo, Belmonte

Los exteriores de la casa

Sin duda mi parte favorita de la casa, sobre todo en verano, es el patio exterior. Sentarse en este porche es como estar en algún lugar del mediterráneo; aquí desayunábamos por la mañana e incluso cenamos una de las tardes bajo las guirnaldas de bombillas que encienden cada tarde.

La casa rural solo sirve desayunos, pero si quieres puedes comprar algo de comer en el supermercado y disfrutarlo en esta zona.

Si vienes con niños, les encantará la pequeña zona de juegos situada en el porche. Con una cocinita, peluches, pinturas y juegos de mesa; es el lugar ideal para que toda la familia se relaje y tenga su espacio.

zona infantil casa rural El Bálsamo, Belmonte

Otro de sus grandes alicientes es la piscina exterior, sobre todo si vas en verano cuando el calor manchego hace de las suyas. La piscina es de agua salada y cubre 1,20m lo cual está muy bien para grandes y pequeños.

Justo al lado de la piscina hay una zona ajardinada con tumbonas y sombrillas para pasar un buen rato de relax.

En esta zona también disponen de una barbacoa, para uso exclusivo en alquiler integro.

casa rural El Bálsamo, Belmonte

Qué hacer en Belmonte y alrededores

Te costará mucho salir de la casa, pero si lo haces te espera parte de la ruta de Don Quijote, castillos medievales y comida manchega deliciosa. A continuación te cuento algunos de los mejores planes para hacer en Belmonte y alrededores.

El castillo de Belmonte

Castillo de Belmonte

Sin duda el gran protagonista de Belmonte es su imponente castillo en lo alto del cerro de San Cristobal. Esta fortaleza medieval fue construida en la segunda mitad del siglo XV por orden de Don Juan Pacheco, y reconstruida siglos más tarde por la emperatriz Eugenia de Montijo.

La visita se hace bastante amena, ya que se puede ver como eran algunas de las estancias de la época, como las habitaciones o letrinas, e incluso conserva las antiguas mazmorras. Eso si te atreves a bajar! Las vistas de Belmonte desde sus torreones también merece la pena.

A día de hoy se celebran diferentes eventos en el castillo. Conviene visitar la pagina oficial del castillo para planificar mejor la visita.

  • Entrada general: 10€
  • Entrada reducida: 5€ (niños de 5 a 12 años)

Cerrado todos los lunes menos festivos y lunes de agosto.

Laguna de Manjavacas

Muy cerca de Mota de Cuervo se encuentra esta reserva natural donde poder contemplar un montón de aves diferentes.

Aunque la mejor época para visitarlo es invierno, por la gran cantidad de aves, nosotros pudimos observar muchísimos flamencos en la distancia. Hicimos la ruta circular a la laguna en coche, siguiendo el camino de tierra a la derecha una vez pasada la ermita de Nuestra Señora de la Antigua de Manjavacas.

Laguna de Manjavacas

Ver atardecer desde los molinos de Mota del Cuervo

Uno de los mejores planes para hacer en la zona es visitar los molinos de Mota del Cuervo al atardecer. Conocido también como «Balcón de La Mancha» por las impresionantes vistas desde este punto, estos molinos típicos manchegos son de los símbolos más reconocibles de la región. Una estampa que no te puedes perder.

En total hay siete molinos, tres de ellos además pueden ser visitados.

Molinos Mota del Cuervo

Otros lugares para visitar, nosotros no fuimos porque el calor de la Mancha en verano no te da tregua, es el parque arqueológico de Segóbriga; los molinos y barrio judío de Campo de Criptana y el Museo de Dulcinea en El Toboso.

Donde comer en Belmonte

La Cochera, Belmonte

Hay varias opciones para comer en Belmonte pero nosotros fuimos un día a La Cochera y nos encantó su menú del día; y al día siguiente comimos de carta en La Muralla y todo fue delicioso.

Ambas son dos opciones muy recomendables.


Espero que te haya gustado esta propuesta de escapada. Con todas estas semanas que hemos estado metidos en casa nos hemos ganado viajar; y si es a un sitio tan ideal como éste, mejor que mejor!

Feliz verano!!