Hanói con niños: Que ver y hacer

Hanói, una ciudad vibrante y caótica a partes iguales, fue nuestra primera toma de contacto con la cultura vietnamita. Un choque cultural que no deja indiferente a nadie, y que acaba fascinándote al cabo de unas horas.

¡Bienvenidos a Hanói!.

Hanoi_071

Empiezo la serie de posts de nuestro viaje a Vietnam por el que fue nuestro punto de entrada al país, y donde pasamos tres días de nuestra ruta de 10 días en Vietnam.

Hanói, como buena capital del sudeste asiático, es una ciudad bulliciosa y caótica que todavía conserva mucho de su pasado colonial. Y un encanto difícil de comprender sin poner un pie en ella.

Aunque las niñas ya habían tenido una pequeña toma de contacto con la cultura asiática durante nuestra escala de 10 hrs en Hong Kong; sentía curiosidad por saber cómo reaccionarían a este bullicio.

A continuación, te cuento como vivimos y que hicimos en Hanói con niños.

Hanoi_057Hanoi_4

Llegamos por la tarde/noche, y tras el largo viaje fuimos directamente al hotel a descansar. A la mañana siguiente salimos a descubrir la ciudad, empezando por el Barrio Antiguo (Old Quarter) ya que nuestro hotel se encontraba aquí situado.

El Barrio Antiguo de Hanói

Hanoi_6

El Old Quarter es el corazón de la ciudad y el más auténtico. Un barrio de calles estrechas con cientos de motos que se acumulan en las aceras y hacen que tengas que caminar la mayor parte del tiempo por la calzada; sorteando motos, bicicletas, tuc tucs y mujeres llevando fruta en cestas. Todo ello acompañado del incesante ruido de los cláxones.

Nos echamos unas cuantas risas nerviosas hasta que aprendimos a cruzar las calles como los locales. El truco: no parar y caminar despacio al cruzar, las motos y bicicletas pasarán esquivándote.

Hanoi_064Hanoi_063

Nuestra primera visita en Hanói fue el lago Hoan Kiem, y el famoso puente de madera rojo que es ya todo un símbolo de la ciudad. El puente te lleva a un islote donde se encuentra el pequeño templo Ngoc Son.

Aquí las niñas contemplaban asombradas todas las “delicatesen” (chocolate, galletas, caramelos) que dejan como ofrendas en los templos, y los palillos de incienso. Aunque no es el templo más bonito, es un buen punto de partida para acercarte a la cultura vietnamita.

En este lugar se nos acercaban otras familias locales preguntándonos por el nombre y edad de las niñas; y si podían hacerse fotos con nosotros. Algo que al principio no entendían las dos, y que al final de nuestro viaje por Vietnam terminaron por acostumbrarse. Lo he dicho mil veces, pero los vietnamitas son encantadores, y más aún si viajas con niños.

Hanoi_2Hanoi_043Hanoi

Caminando por el Old Quarter pronto te darás cuenta que las calles están distribuidas según los oficios que se practican en ellas. Encontrarás la calle de las flores, de los zapatos, de las especias, de las ferreterías, de las mercerías, y como no…la de los juguetes. La calle Luong Van Can en Hanói está repleta de tienditas llenas de juguetes, muchos de ellos de imitación, pero está genial para comprar un detallito a los niños y que vayan mucho más entretenidos durante el viaje.

Hanoi_161

Y si buscas artesanía en bambú y ratán en Hanói (ahora mismo las lámparas de ratán están muy de moda) puedes dirigirte a Bamboo Shop (4b Hang Hanh) y a las tiendas de bambú a lo largo de la calle Quang Trung. Yo me traje varias cosillas. 😉

Hanoi_061Hanoi_5

En el Old Quarter y el French Quarter podrás descubrir la gran influencia francesa de Hanói, ya que fue colonia durante casi un siglo. Esa influencia se muestra sobre todo en la gastronomía, los famosos Banh Mi son unos bocatas riquísimos que debes de probar, y también en la arquitectura. Las fachadas de muchos edificios conservan ese nostálgico aire decadente, contrastando con el caótico tendido eléctrico de la ciudad.

Ah! Tampoco te sorprendas si te topas de frente con una catedral al más puro estilo Notre Dame.

Hanoi_175Hanoi_134Hanoi_3Hanoi_122

Cuando cae el sol, el barrio antiguo se transforma y las calles se convierten en improvisados restaurantes con mesas y butacas de plástico en tamaño mini, y la gente se sienta a cenar al aire libre. ¡Hay ambientazo!. Aunque se hace aún más difícil caminar por sus aceras.

Consejo: si viajas con un bebé es imprescindible llevarles en una mochila, no quiero imaginar lo difícil que debe ser empujar un carrito por aquí.

Hanói en fin de semana

Hanoi020

Después de dos días sorteando todo tipo de vehículos, nos sorprendió gratamente descubrir que la zona alrededor del lago Hoan Kiem se cierra al tráfico los fines de semana. De repente las calles se inundan de familias paseando, niños montados en cochecitos eléctricos, grupos de jóvenes haciendo coreografías, gente mayor practicando tai-chi, etc. Durante el día es fantástico para pasear tranquilamente, observar la vida local y dejar que los niños jueguen sin tener que preocuparse de las motos o los coches.

El domingo por la mañana compramos un pompero gigante y estuvimos caminando alrededor del parque mientras se acercaban otros niños a hablar y a jugar con nosotros. ¡Fue genial!.

Hanoi_195Hanoi_196Hanoi_190Hanoi_187

El fin de semana por las noches es el turno del Night Market, en la calle Hàng Đào. Decenas de puestos donde venden ropa, calzado, electrónica, souvenirs, etc. Merece la pena echar un vistazo, aunque toca regatear!.

Hanoi_164

En Hanói preferimos dejar de lado las visitas a museos o templos, y centrarnos en la cultura que se respira en sus calles. A pesar de que a veces con el calor y la humedad se hace complicado.

Algo que hacíamos para recuperar fuerzas era parar cada poco en bonitas cafeterías (la cultura del café en Vietnam es muy importante) para tomar un zumo de frutas o una Bia Hoi (cerveza artesana). En este post te cuento algunos bonitos descubrimientos para comer y beber en Hanói.

Hanoi_199Hanoi_160

Nos dejamos pendientes los siguientes lugares. Puede ser un plan interesante en días de lluvia o si estás varios días:

  • Teatro de Marionetas de Agua Thang Long cerca del lago Hoan Kiem. Es un teatro de marionetas de agua tradicional de Vietnam. Cuenta la historia del país mediante marionetas y música tradicional. Nosotros vimos uno muy similar en Yan Duc Village, a nuestra vuelta desde la bahía de Halong, y a las niñas les gustó.
  • Mausoleo de Ho Chi Minh. Un museo dedicado a Ho Chi Minh que hará las delicias de los más nostálgicos.

Hanoi021

Y por último, un lugar que nos quedamos con ganas de ver y que sorprende muchísimo es la “calle del tren”. Una estrechísima calle residencial por donde parece imposible que vaya a pasar un tren. Aún así lo hace dos veces al día. A pesar que durante el día puedes ver incluso a niños jugando entre las vías. Si tienes curiosidad por verla se encuentra entre las calles Lê Duân y Khâm Thin.

En Hanói pasamos un total de cuatro noches y tres días, usando la ciudad como base de operaciones para ir y venir a Ninh Minh y a la Bahía de Halong. Creo que es más que suficiente para hacerte una idea de la cultura urbanita de Vietnam.

Desde ya Hanói pasa a ser una de mis ciudades asiáticas favoritas, tan solo por detrás de Bangkok :-).

Donde alojarse en Hanói

En Hanói nos alojamos en los siguientes hoteles, reservados desde España con Booking.com:

Ambos muy bien situados en el Barrio Antiguo, con una relación calidad/precio estupenda y con habitaciones familiares enormes. ¡Los recomiendo!.


Y si estás planeando tu viaje a Vietnam y Camboya, no te pierdas el resto de posts del viaje:

Y hasta aquí la primera parte del viaje. ¡Espero que hayas disfrutado tanto como yo de este paseo virtual por Hanói!.

Hasta la semana que viene!!

PINEA PARA MAS TARDE

Hanoi-con-niños

Te ha gustado? Compártelo!

5 pensamientos en “Hanói con niños: Que ver y hacer

  1. Nosotros sí que vimos el teatro de marionetas de agua en Hanoi y nos gustó mucho. Fuimos a Vietnam antes de nacer nuestra hija, pero estoy segura de que si hubiéramos ido con ella, le habría encantado. Buen post!

  2. Hanoi es caótica y fascinante al mismo tiempo! El teatro de marionetas es una pasada y estoy segura de que los niños tienen que alucinar con ello! Se lo recomiendo a cualquiera que vaya con niños a Hanoi 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *