Mi truco para comer fuera con niños

Cuando nació Sofía allá en el 2009 recuerdo que aún no se había implantado la ley antitabaco en los bares y restaurantes, y a la hora de quedar con amigos para comer o tomar algo siempre estábamos limitados a los centros comerciales, parques de bolas para niños o a los pocos restaurantes donde había habilitada un área para no fumadores. Un rollo, vamos. Además por aquel entonces fuimos los primeros de nuestro grupo de amigos en tener hijos y los únicos en poner “pegas” a la hora de ir a algún sitio. Nos sentíamos que por tener hijos, y querer un ambiente saludable para ellos, estábamos destinados a dejar de visitar restaurantes bonitos para “mayores” y a ir a centros comerciales de por vida.

kinuma-claraBmartin-04Por suerte, al cabo de un año entro en vigor la ley y de repente fue como volver a nuestra vida de antes, pero mejor, acompañados de nuestra pequeña familia. Sigue leyendo

Te ha gustado? Compártelo!