Una caja regalo en forma de maleta para los más viajeros

Si eres de los que prefiere regalar experiencias, como un viaje. Hoy te cuento como hacer una caja regalo en forma de maleta para regalar experiencias o recuerdos a los más viajeros de la familia.

Les encantará! Y se tarda sólo unos minutos!

Caja_regalo_maleta_16

Este año lo tengo claro. Ni Black Friday ni nada. Yo lo que quiero es viajar, viajar y viajar. Después de la reforma y la consiguiente sequía viajera de estos últimos tres meses (es lo que tiene destinar todos los ahorros a la casa), lo que más ilusión me hace es irme de viaje. ¡A donde sea!.

En mi carta a los Reyes Magos voy a incluir solo una cosa. ¡Viajar!. Y como no hay nada mejor que compartir los viajes con los que más quieres, es ¡el regalo perfecto!. Porque no solo lo regalas, sino que si puedes, también lo disfrutas jaja. O no, pero soy de las que piensa que las experiencias enriquecen y hacen mucho más felices que las cosas materiales.

¡Así que estas Navidades yo voy a regalar experiencias viajeras!.

Caja_regalo_maleta_11

Y como un viaje es algo intangible nada mejor que preparar un envoltorio bonito para que sea el regalo estrella de estas Navidades. ¿Qué te parece preparar una caja de regalo en forma de maleta para la ocasión?

A continuación te cuento como hacerla de forma sencillísima. Sigue leyendo

Te ha gustado? Compártelo!

Que llevar en la maleta cuando viajas con niños

Muchas de mis amigas siempre me preguntan si no me da pereza viajar tanto con las niñas. Me dicen que el “momento maleta” les da una pereza enorme, y que a veces no van a ningún sitio simplemente por no tener que hacer (y deshacer) maletas.

Si a ti también te cuesta preparar maletas cuando viajas con niños, hoy te doy algunos trucos para no eternizarte, que no sea un quebradero de cabeza, y sobre todo, evitar llevarte la casa a cuestas cuando viajas.

Maleta con Niños-claraBmartin-07Maleta con Niños-claraBmartin-01

Después de haber trabajado como auxiliar de vuelo durante más de cinco años digamos que tengo algo de expertise en esto de hacer maletas. Muchas veces no conocía el destino exacto, ni los días que me quedaría en un lugar, así que tenía que ser práctica a la hora de decidir qué llevar.

Si bien es cierto, cuando fui madre esta experiencia se fue a pique y de repente todo me parecía imprescindible: las diademas a juego con los vestidos, y a juego con todos los zapatos, la cuna de viaje, el carrito, la mochila ergonómica, la trona, la manta de actividades, y así un largo etcétera. ¡Error!. ¡Gran error!. En nuestro primer viaje como familia parecía que nos estábamos mudando de ciudad en lugar de irnos de vacaciones, ¡no cabía ni un alfiler en el coche!.

Menos mal que con el tiempo he ido aprendiendo. Ahora soy capaz de meter en una maleta grande más dos trolleys de cabina todo lo necesario para una familia de cuatro durante una semana. No se necesita más. Sigue leyendo

Te ha gustado? Compártelo!