El día que aprendiste a montar en bicicleta

Historias de bicicleta-claraBmartin-11

“Muchas de las historias de nuestra infancia están ligadas a una bicicleta, ya era hora de que Sofía empezara a escribir la suya”

Historias de bicicleta-claraBmartin-14

A día de hoy aún recuerdo el momento que aprendí a montar en bicicleta. En mi bici rosa con amortiguador central que me tocó en un sorteo de una marca de salchichas :-). Sí! como lo oyes! . Debía tener unos 8 o 9 años, bastante mayor para no saber andar sin ruedines. Había llegado a ese punto que me daba hasta vergüenza salir a la calle con la bici y los ruedines. Quería aprender, pero siempre había sido un poco torpe para los deportes.

Un mañana, como tantas otras, salí con mi padre y mis hermanos y tras varios intentos fallidos conseguí coordinar mis piernas y mi equilibrio mientras miraba al frente. Y así, pedaleando, aprendí a montar en bicicleta. Esa sensación de orgullo y libertad es casi equiparable al momento que te dicen que has aprobado el examen de conducir :-).

Un momento único. Y como bien dicen, una vez que aprendes a montar en bicicleta nunca se olvida.

Lo que siguió fueron veranos interminables recorriendo el pueblo sobre dos ruedas, muchas aventuras y alguna que otra caída. No sé si eran otros tiempos, pero para un niño la bicicleta era sinónimo de libertad.

Historias de bicicleta-claraBmartin-03Historias de bicicleta-claraBmartin-05Historias de bicicleta-claraBmartin-06Historias de bicicleta-claraBmartin-10Historias de bicicleta-claraBmartin-07

Es por esto que no quería que Sofía dejase de experimentar esas sensaciones. Cuando cumplió tres años le regalamos una bicicleta pequeña con ruedines, ahora sé que lo mejor son las bicis de aprendizaje sin pedales pero hace unos años apenas se conocían. Solíamos bajar con ella a la calle pero enseguida se cansaba (los ruedines hacen que cueste más llevarla), y tras unos meses acabamos guardándola en el trastero, hasta que se le quedó pequeña.

Reconozco que hemos sido un poco #malospadres, por nuestra propia comodidad y para no tener que cargar con la bici a todas partes le motivamos a llevar patines y patinete. Pero este pasado verano volvió a retomar las ganas de aprender a montar en bicicleta, así que supimos que había llegado el momento de que tuviera una bicicleta de verdad. Y que aprendiera a montar sin ruedines por fin.

Historias de bicicleta-claraBmartin-09Historias de bicicleta-claraBmartin-08

A la hora de elegir la bicicleta teníamos muy claro que queríamos una bicicleta de paseo de estilo clásico o vintage. No solo porque me encanta ese estilo retro que no pasa de moda, sino también porque el uso que le va a dar será principalmente en ciudad, y a la hora de guardarla en casa queda bonita en cualquier rincón ;-). Cuando vimos esta bicicleta de la marca australiana Reid en la tienda online Newborn Riders nos pareció perfecta. Tanto por su tamaño de 20”, el color verde menta y los acabados en piel sintética marrón del sillín y manillar. ¡Sofía se enamoró de ella nada más verla!.

Historias-de-bicicleta-claraBmartin-26Historias de bicicleta-claraBmartin-19Historias de bicicleta-claraBmartin-15Historias de bicicleta-claraBmartin-16Historias de bicicleta-claraBmartin-17Historias de bicicleta-claraBmartin-12

Y allá que nos fuimos toda la familia a presenciar el instante en que Sofía, con sus siete años, aprendió a montar en bicicleta. Como madre pegada a una cámara de fotos que soy y adicta reconocida a fotografiar recuerdos, no podía dejar de inmortalizar ese momentazo. El tiempo y el entorno también acompañaron, con un parque teñido en un espectacular manto otoñal.

Lo que no nos imaginamos fue la facilidad con la que se soltó y comenzó a pedalear sin ayuda alguna, bastó tan solo tres carreras junto a su padre para mantener el equilibrio y manejar la bicicleta. Diez minutos más tarde llevaba la bici como si hubiera estado haciéndolo toda la vida! ¡Increíble la destreza que tienen los niños para aprender!. Tampoco podía contener su cara de felicidad.

Por otro lado, el manillar más curvo que tienen este tipo de bicicletas hace que se mantenga una posición sentada más cómoda y así sea más sencillo manejarlas. Otro motivo por el que acertamos de pleno en la elección!

Historias de bicicleta-claraBmartin-24 Historias de bicicleta-claraBmartin-23 Historias de bicicleta-claraBmartin-22

Olivia disfrutó como una más corriendo detrás de su hermana y animándola con un: “Corre tataaaaaa!”. Aquí tuvimos claro cuál sería su regalo para su tercer cumpleaños, ahora tiene una buena maestra de la que aprender! 😉

Historias de bicicleta-claraBmartin-18

Y si estás buscando una bicicleta como regalo estrella de estas Navidades estás de suerte. Newborn Riders quiere ofrecer a mis lectores un descuento de 10€ en compras superiores a 100€ con el código descuento CLARAB10, válido desde hoy 29/11/2016 al 03/01/2017. Tienen bicicletas para todas la edades!

Un pequeño apunte: las fotos las hicimos en los Jardines del Príncipe de Aranjuez, pero al día siguiente me dijo una amiga que no está permitida la entrada a los jardines con bicicletas. No sabíamos nada pero tampoco nos dijeron nada. Te aviso por si vas hasta allí y no te dejan entrar ;-). Sofía también llevó casco cuando salimos del parque, el uso del casco para niños es obligatorio.

¿Y tú?. ¿Recuerdas el momento que aprendiste a montar en bicicleta?

Te ha gustado? Compártelo!

Un pensamiento en “El día que aprendiste a montar en bicicleta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *