Mi historia de amor con una alfombra Beni Ourain

La semana pasada aprovechando el puente del día del padre disfrutamos de una escapadita en pareja en Marrakech, llevaba ya tiempo deseando visitar esta ciudad, fotografiar sus contrastes y pasear por esos zocos donde puede encontrarse absolutamente de todo. Y a parte de desconectar durante un par de días y pasar un tiempo los dos solos, que siempre viene bien, otro de los motivos por los que tenía en mente Marruecos era porque soñaba con tener una alfombra Beni Ourain.

Llevaba ya tiempo viendo en Pinterest y en blogs de decoración americanos fotos de espacios increíbles, y todos ellos tenían algo en común…una alfombra peludita blanca con detalles geométricos en negro o gris. Fue amor a primera vista! Me encantó la calidez que aportaban a cualquier espacio.

Alfombra_beni_ourain04

Alfombra_beni_ourain03Alfombra_beni_ourain05Fotos via Pinterest

Estas alfombras de lana natural sin tintar las realizan principalmente mujeres de las tribus Beni Ourain que habitan en las montañas del Atlas marroquí, se caracterizan por su pelo largo y sedoso tacto, y una red de diamantes formada por líneas relativamente finas de color negro o marrón sobre fondo blanco son su seña de identidad. El fondo claro hacen que queden bien en cualquier rincón y sobre todo que sean más atemporales. Las alfombras Beni Ourain más codiciadas son las vintage, las hay de incluso 40 años que están en perfecto estado, creo que no hay mayor garantía de calidad.

Por suerte para nosotros Marruecos está aquí al ladito así que si aprovechando una escapada os podéis traer algo más que un bonito souvenir por poco más de lo que os costaría una alfombra en Ikea.

Alfombra_beni_ourain07Alfombra_beni_ourain06Fotos via Pinterest

Aunque ya me habían pre-avisado que tenía regatear duro y echarle horas a la negociación, reconozco que me daba muuuucha pereza el tema del regateo. Para no agobiarme me lo tomé como si formara también parte de la experiencia marroquí y después de haberme fijado un tope en mi cabeza, el cual no sobrepasaría, comenzó el juego del tira y afloja. Ya me había informado que al precio que inicialmente te ofertan hay que restarle un 75% y de ahí comenzar la negociación.

Así que después de que nos enseñaran como una decena de alfombras, bromas en las que le decía que los españoles somos los pobres de Europa, que a un alemán se la podía colar pero a nosotros no, que si el dueño tenía un piso en Chueca y otras cuantas tácticas de regateo más, y siempre sin perder la sonrisa, conseguimos llegar a un acuerdo y cerrar el trato. Ya tenía mi alfombra!!

En un abrir y cerrar de ojos enrollaron y empaquetaron la alfombra de tal forma que parecía una pequeña alpaca de paja, está claro que lo de vender a turistas con billetes de avión low cost es lo suyo y lo hacen día tras día. Así que para los que os preguntais como me traje una alfombra de 2,50 metros en el avión, ya sabéis como 😉

Y aunque mi casa no sea para nada Pinterest, estamos felices con el resultado. Digo “estamos” porque a las niñas les ha encantado y ahora deciden sentarse en ella para jugar e incluso tumbarse, es nuestra ovejita a tamaño gigante!. Ahora toca ver si aguanta la prueba del tiempo con dos fierecillas en casa.

Alfombra_beni_ourainclaraBmartin02Alfombra_beni_ourainclaraBmartin03

Tengo pendiente acabar de editar las cientos de fotos que hice en Marrakech, que con o sin alfombra merece la pena visitarla, nos encantó!. Espero enseñaros nuestro viaje prontito.

Y vosotros? Tenéis algún capricho viajero?

Feliz semana!!

Te ha gustado? Compártelo!

13 pensamientos en “Mi historia de amor con una alfombra Beni Ourain

  1. Que bonita es, hiciste muy requetebien, yo siempre me traigo cosas peques y tengo muchas ganas de una alfombra como la tuya, lo que siempre traigo son telas, de ahí hicimos las caperuzas para el segundo cumple de Saioa que bonito Marrakech, ganas de ver tu post, con tus fotazas.

    • Yo igual! tengo un remix de cosas traídas de todo el mundo que luego no pegan entre sí. Las primeras veces que viajé a Africa me traje las típicas máscaras africanas y ahora están metidas en el trastero. Pero es bonito tener pequeños recuerdos de todos estos viajes!
      Un besito preciosa!

    • Teníamos una de sisal de color clarito también pero después de que se nos inundara la casa hace un par de años estaba ya para tirarla. Feliz con nuestra alfombra suavecita!
      Muakk!

  2. Hola, voy a ir dentro de poco a Marrakech, y me encantan esas alfombras, me podrías decir mas o menos que precio pueden tener? y por donde buscarlas?
    También me sigue intrigando el tema del equipaje, realmente llega a entrar en una maleta sin facturar?
    Si prefieres te dejo mi mail, mariaegidomb@hotmail.com
    Mil gracias guapa!

    • Hola María! Perdona por tardar en contestar, espero que llegue a tiempo!
      Mira el ultimo comentario donde contesto también unas dudas parecidas a Andrea.
      Espero que te sirva de ayuda.
      Muak

  3. Preciosa la alfombra. Estaría genial q nos informaras de cual es la mejor zona para comprarlas, precio aproximado para el regateo, el tema del avión…como dice Maria.

    • Hola Blanca!
      Pues yo la compré en el Zoco de las Alfombras, en una de las tiendas que había, te diría el nombre pero he perdido la tarjeta que me dieron. El precio depende de lo buena que seas regateando y del tamaño y calidad de la alfombra; para que te hagas una idea, a nosotros inicialmente nos dijeron 400€ y la conseguí por 180€, aunque creo que podía haber bajado más. Pero bueno, yo me quedé conforme, al fin y al cabo es casi precio Ikea, y es una alfombra de lana hecha a mano.

      Nosotros volamos con Ryanair y reservé una maleta para facturar solo en el tramo de vuelta, te cuesta 20€. A la ida llevaba una bolsa plegable en la maleta de mano con la idea de usarla para meter la alfombra, asi que de regreso a Madrid facturamos la bolsa con la alfombra. Para llevarla como equipaje de mano es algo voluminosa, pero depende de como sea tu alfombra, claro.
      De todos modos te la empaquetan muy bien, y si no llevas bolsa para ella, en el propio zoco podrías comprar una de esas bolsas gigantes de plástico (a cuadros) que te costaran un par de euros como mucho y meterla dentro.
      Espero que te haya ayudado!
      Ojalá vuelvas con una debajo del brazo, yo estoy encantada con ella :-)

  4. Pingback: Fin de semana en Marrakech | claraBmartin; fotografia y algo más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *