A pocos kilómetros de la ciudad portuguesa de Évora y rodeado de los típicos paisajes alentejanos, el hotel familiar Évora