Évora Farm Hotel – El lujo de la sencillez para toda la familia

A pocos kilómetros de la ciudad portuguesa de Évora y rodeado de los típicos paisajes alentejanos, el hotel familiar Évora Farm Hotel & Spa es la prueba de que el verdadero lujo está en las cosas más sencillas. Como disfrutar de una noche estrellada, recoger tus verduras del huerto o salir a montar en bicicleta.

Evora Farm Hotel - hall

Hacía mucho que no escribía una review de un alojamiento, y ¡creo que éste se la merece y mucho! El pasado mes de agosto pudimos disfrutar de tres noches en este hotel situado a pocos minutos de la bonita ciudad de Évora. El hotel abrió sus puertas el pasado mes de junio con un concepto de alojamiento familiar que no suele ser habitual dentro de nuestras fronteras, pero que en Portugal cada vez se ve más.

Ya he contado en alguna otra ocasión como Portugal es uno de los países que más apuestan por otro tipo de alojamientos familiares, donde tanto niños como adultos tienen su espacio. Hoteles que se preocupan por el entorno que les rodea y que son más sostenibles.

No dejan de ser hoteles de lujo, pero es un lujo sencillo y sin grandes aspavientos, donde prima sobre todo la calidad de las materias primas, fomentar la artesanía y cultura local; y el contacto con la naturaleza.

Evora Farm Hotel  - recepción
Evora Farm Hotel

Es el caso del Évora Farm Hotel & Spa, un hotel que además de habitaciones y varias villas con piscina privada, cuenta con una zona de huerto orgánico y una pequeña granja. A continuación te cuento cómo vivimos nuestra estancia.

Las habitaciones del Évora Farm Hotel & Spa

Nosotros nos alojamos en dos habitaciones comunicadas entre sí con balcón con vistas a la piscina y al jardín. En nuestro caso, que mis hijas ya son más mayores, tener dos habitaciones es la opción más cómoda. Aunque también cuentan con habitaciones familiares con literas, algo que les encanta a los más pequeños.

La decoración, como en todo el hotel, es sencilla y cálida. Con muchos guiños a los paisajes y a la artesanía local. Las fibras naturales y la madera combinada con tonos tierra se aprecia tanto en las habitaciones como en las zonas comunes del hotel.

Evora Farm Hotel  - habitaciones

Otro tipo de habitaciones que vimos y me encantó, son las de la planta baja con una terraza con acceso directo a la piscina, ¡que además está abierta las 24 hrs del día! Aviso que los niños no van a querer salir de ella 😉

Y si tienes presupuesto, también tienen villas con su propia piscina privada…no estaría nada mal, ¿verdad?

La zona exterior del Évora Farm Hotel & Spa

Evora Farm Hotel - Bar exterior

El hotel está situado a unos 15 minutos de Évora en un entorno natural típico del Alentejo. Enormes dehesas con alcornoques y olivos lo rodean. Me gustó mucho que el hotel está perfectamente integrado en este entorno, no hay muros que impidan las vistas, sino todo lo contrario. Casi desde cualquier punto del exterior se puede apreciar el paisaje y disfrutar también de increíbles puestas de sol.

Evora Farm Hotel  - piscina

Hay varias zonas de piscinas: la principal y más familiar junto al edificio principal, tres piscinas adults only con vistas increíbles a las dehesas; y una piscina interior cubierta en el spa, donde los niños pueden acceder a cualquier hora.

Las piscinas están abiertas 24hrs (sin vigilancia) así que puedes disfrutar de ellas cuando te apetezca. En verano esta zona es muy calurosa así que alojarte en un hotel con piscina es casi imprescindible; y si vienes en otra estación siempre puedes aprovechar de la piscina cubierta.

Evora Farm Hotel - Atardecer Alentejo
Evora Farm Hotel - indoors pool

Las actividades para los más pequeños

Aquí no esperes encontrar toboganes en la piscina, animación por las noches ni parques infantiles. Todas las actividades o zonas de ocio destinadas a los más pequeños siguen el mismo concepto de integración y conocimiento del entorno rural.

El kids club no es una sala separada con monitores, sino que se trata de una zona abierta al lado del restaurante donde podrán jugar con juguetes de madera, dibujar, leer un cuento o jugar a la Play Station (esto es genial para niños más mayores).

Si los niños son pequeños puedes acompañarles en la sala; y si son más mayores pueden estar jugando tranquilamente mientras los adultos comen o toman algo en el bar que está justo al lado.

Kids Club Evora Farm Hotel

También cuentan con varias actividades diarias guiadas por monitores donde dan de comer a los animales de la granja (hay un pony, cerdos vietnamitas y cabras); recogen verduras y hortalizas del huerto ecológico o clases de cocina.

De hecho, las verduras que recogen del huerto se las llevan al chef y las utilizan para elaborar algunos de los platos que sirven en el restaurante. Esa misma noche Olivia cenó una crema de verduras super rica. Además, la mayoría de ingredientes del restaurante procede de proveedores locales.

Farm Evora Farm Hotel
Evora Farm Hotel - huerto

Pero sin duda, una de las actividades que más disfrutamos en familia durante nuestra estancia, fue salir en bicicleta por la zona. En Madrid no tenemos bici, así que siempre que podemos disfrutamos de esta experiencia en los viajes.

Lo que más me gustó es que había bicicletas disponibles para todos: bicicletas para adultos, sillines para bebés, remolques, bicis para niños mayores y hasta sin pedales para los más pequeños. En otros hoteles nos ha pasado que no hemos podido hacer todos el paseo en bici porque no había bicicletas para el tamaño de Olivia (tiene 7 años), es mayor para ir en una silla de bebés pero pequeña para llevar una bici grande. Por eso alucinamos al ver esta selección.

Las bicicletas son gratuitas para los huéspedes del hotel, y cuando fuimos no era necesario reservar, simplemente las cogías si estaban disponibles.

Lo mejor fueron nuestros paseos en bicicleta cada tarde: llegando hasta el pueblo de Nossa Senhora de Machede para comernos un helado como recompensa, viendo las ovejas pastar por el camino o descubriendo estaciones de tren abandonadas (son muy fotogénicas!). Si les preguntas a mis hijas que es lo que más les gustó de estos días te dirán el momento bicicleta!

Machede Station
Dehesas Alentejo

Atardeceres mágicos, lluvia de estrellas y noches de verano

Si te gusta ver las estrellas, este lugar es fantástico para observarlas. Por las noches puedes pedir al personal del hotel que apaguen las luces de la zona exterior, hay un zona especialmente designada para ello, para tumbarte y ver las estrellas. Nos descargamos una app y pudimos ver las constelaciones perfectamente. Si además coincide con las perseidas la experiencia puede ser mágica.

El entorno del hotel invita a la calma y a disfrutar de las pequeñas cosas, como un bonito atardecer de verano.

Sunset Alentejo

Que ver y hacer en los alrededores del Évora Farm Hotel

Evora

A continuación te cuento algunos de los planes que puedes hacer cerca del hotel:

  • Visitar la bonita ciudad de Évora (post próximamente con más detalles)
  • Visitar el Crómlech de los Almendros, uno de los monumentos megalíticos más importantes de la península ibérica y uno de los más importantes de Europa
  • Comprar cerámica portuguesa en el pueblo de Redondo. Tip: en el hotel tenían un montón de jarrones y piezas de barro en tonos crema a modo decorativo y los puedes encontrar en Olaria Piçarra. Son piezas que no llevan la ultima hornada así que no pueden usarse con agua, pero son muy bonitas como piezas decorativas.
  • Tomar un café en el claustro del Hotel Convento de São Paulo, un antiguo convento del Siglo XII que cuenta con una capilla preciosa y paredes de azulejos en azul cobalto
  • Visitar el gran mercado de antigüedades de Estremoz, todos los sábados por la mañana

¿Te ha gustado? Comprueba aquí los precios y disponibilidad del Évora Farm Hotel & Spa