Una posada rural en Zamora

A mediados de Agosto nos escapamos un par de días a un pueblito de Zamora para disfrutar de un entorno natural y relajado, alojándonos en La Posada del Buen Camino. Después de nuestras vacaciones en Croacia donde no paramos ni un momento, nos apetecía un plan más tranquilo, y para ello buscamos un hotel rural donde poder celebrar Santa Clara, que cada año además coincide con la lluvia de estrellas.

Campos repletos de girasoles, despertares tardíos con el sonido de las campanas de fondo, y degustación de productos caseros en una posada rural con mucho encanto. Así fue nuestro fin de semana rural en Zamora

Posada-del-buen-camino074Posada-del-buen-camino047Posada-del-buen-camino004

Hace poco he descubierto la web de Ruralka que agrupa una selección muy cuidada de hoteles, restaurantes, spas, bodegas y destinos donde poder vivir experiencias únicas en entornos naturales.

Me está siendo de gran ayuda a la hora de seleccionar alojamientos con encanto dependiendo de lo que busco en ese momento: ya sea una escapada en familia, un fin de semana romántico para dos o una ruta gastronómica. Digamos que ya tengo un filtro hecho a la hora de encontrar alojamientos que sean bonitos y de calidad. Hay cada hotel que son una auténtica pasada, ya le tengo echado el ojo a un par de ellos para una próxima escapadita, pero esta vez sin niñas jeje.

Posada-del-buen-camino001Posada-del-buen-camino033

En esta ocasión no queríamos hacer demasiados kilómetros y elegimos pasar un par de días en La Posada del Buen Camino en Villanueva de Campeán, Zamora. No es la primera vez que visito Zamora, cada verano pasamos unos días en el pueblo de mi madre que se encuentra también en esta provincia, pero nos apetecía descubrir otra parte de la región.

Nada más llegar Mª Eugenia, su dueña, nos mostró la posada y nos acompañó hasta nuestra habitación. Era perfecta para los cuatro, muy amplia, con un sofá cama para las niñas, y decorada con mucho gusto con muebles rústicos combinados con otros elementos más actuales. Me encantó la lámpara chandelier que colgaba del techo de madera, junto con la luz de media tarde que se colaba por la ventana creaba un ambiente mágico.

Aprovechando esta preciosa luz saqué la cámara e hice unas fotos mientras Sofía y Olivia jugaban en nuestra cama.

Posada-del-buen-camino002Posada-del-buen-camino005Posada-del-buen-camino037Posada-del-buen-camino006Posada-del-buen-camino012Posada-del-buen-camino015Posada-del-buen-camino003

La Posada del Buen Camino está a tan solo 16km de Zamora, con lo cual es perfecto para combinar el entorno más rural con un poco de turismo cultural. Para mí Zamora tiene el tamaño ideal para visitarla en un día sin prisas, relajadamente y saboreando su gastronomía. Porque si algo tiene Zamora es que se come muuuuy bien!!, en un próximo post te contaré cuales son los mejores lugares para visitar y comer allí.

Villanueva de Campeán es un pueblo pequeño y muy tranquilo rodeado de campos de trigo, girasoles y viñedos. Si no estás acostumbrado a los pueblos de Castilla, en verano te sorprenderá como durante el día no ves ni un alma por sus calles pero es llegar la tarde y comienza a despertar la vida en el pueblo, los niños salen fuera a jugar libremente y la gente mayor se sienta al fresco delante de sus casas.

Justo a la entrada del pueblo había un impresionante campo de girasoles donde paramos a hacer algunas fotos. Lo sé, soy una loca de los campos, de todo tipo, no puedo resistirme! 😉

Posada-del-buen-camino071Posada-del-buen-camino073Posada-del-buen-camino092Posada-del-buen-camino086

Una de las cosas que más disfruto cuando me alojo en hoteles rurales es la atención familiar que recibes, la sensación de estar como en casa y poder conocer de primera mano las historias que hay detrás de cada alojamiento.

Esta vez conocimos un poco más a Maria Eugenia, que tras su separación apostó por dejar Madrid y empezar una nueva vida en un pueblo que ni siquiera conocía. Toda una historia de superación y una lección que te enseña a no dejar de perseguir tus sueños.

Posada-del-buen-camino018Posada-del-buen-camino019Posada-del-buen-camino020Posada-del-buen-camino030Posada-del-buen-camino024Posada-del-buen-camino022Posada-del-buen-camino023

A un paso de la posada se encontraba el jardín y el huerto, donde íbamos cada tarde a tomar algo antes de cenar y donde Olivia jugaba con la gata Michi.

Una de las noches cogimos unas mantitas que teníamos en el coche y nos tumbamos a ver las estrellas fugaces. No aguantamos mucho rato, porque las noches zamoranas son bastante frescas y estábamos quedándonos helados, aún así conseguimos ver unas cuantas estrellas y pedimos algún que otro deseo. Era tal el silencio que se podía incluso escuchar el sonido de los aviones que sobrevolaban el cielo, y eso que estaban bien lejos. Cuando te encuentras ante semejanza tranquilidad te das cuenta la cantidad de ruido que soportamos a diario en las grandes ciudades. Por eso creo que estas escapadas rodeados de naturaleza son tan necesarias para desconectar y disfrutar de la “slow-life”.

Posada-del-buen-camino050Posada-del-buen-camino052Posada-del-buen-camino057Posada-del-buen-camino062Posada-del-buen-camino065

Nos quedamos con ganas de visitar la dehesa ganadera que hay cerquita de la posada, hubiera sido un plan muy chulo para hacer con las niñas. Allí los más pequeños pueden ver vacas, caballos, corderos y cerdos.

Y a unos kilómetros también se encuentra el bonito Parque Natural de los Arribes del Duero, un espacio natural protegido que merece mucho la pena su visita.

Posada-del-buen-camino076Posada-del-buen-camino081

Ahora que está punto de llegar el otoño es cuando el cuerpo me pide más estar rodeada de naturaleza. Si tú también buscas un lugar donde escapar del bullicio del día a día y recargar pilas de cara al nuevo curso, en este rinconcito de Zamora encontrarás justo lo que necesitas!

La Posada del Buen Camino. Calle de la Cruz, 2. 
Villanueva de Campeán. Zamora
Te ha gustado? Compártelo!

5 pensamientos en “Una posada rural en Zamora

  1. Qué fotos más bonitas! La verdad es que no conozco Zamora, de hecho conozco muy poco de Castilla y León pero con esos campos de girasoles me dan ganas de irme para allá. Muchas veces no somos conscientes de las maravillas que tenemos sin necesidad de irse lejísimos…

    • Ay con lo bonita que es toda Castilla y León!! Bueno, es que yo además le tengo mucho cariño! Es cierto que Zamora es menos conocida que la vecina Salamanca, pero hay lugares que merecen mucho la pena una visita! Un besito!!

  2. Me encanta Clara, y me lo apunto, porque aunque tengo una gran lista, este otoño pretendo hacer mucho turismo rural, y digo pretendo, porque se prevee un otoño de trabajo como el pasado, quiero empezar por descubrir Guadalajara mi chico, que la capi es fea, pero la provincia es preciosa, pero las castillas en general nos esperan.
    Son unas fotos preciosas y las peques están para comérselas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *