Costa Brava: El encanto del Baix Empordà

Coincidiendo con este calorcito tan veraniego que estamos teniendo y todos empezamos a soñar con vacaciones, hoy visitamos la que es para mí una de las regiones más bonitas de la Costa Brava, el Baix Empordà o Bajo Ampurdán. Caracterizada por calas con un mar azúl turquesa como el de Aiguablava, pueblitos pesqueros llenos de encanto como Calella de Palafrugell o medievales como Pals, una región donde disfrutar de sol y playa, cultura y una riquísima gastronomía. ¿Te apetece descubrirla?

Costa-Brava-claraBmartin-31

Ésta fue la última etapa de nuestro viaje el verano pasado donde visitamos el Alt Empordá de la Costa Brava (Rosas y Cadaqués), la Provenza, y a la vuelta de Francia nos quedamos tres días en una casa rural en La Bisbal como punto base para conocer la zona. Esta vez no nos importaba alojarnos en el interior ya que las distancias eran cortas y queríamos visitar tanto las playas y calas como los pueblos de la zona.

Cala de Aiguablava

Comenzamos visitando la famosa cala de Aiguablava en Begur, después de haber visto tantas fotos de ese mar azul turquesa esta calita estaba en el número uno de mi lista. También había leído en varios sitios que en verano es una de las playas más concurridas y que era difícil encontrar hueco para poner la toalla así que decidimos ir prontito por la mañana.

Costa-Brava-Aiguablava-claraBmartin-12

Sin saberlo el GPS en lugar de llevarnos al parking de acceso a la cala nos llevó a la zona donde se encuentra el Hotel Aigua Blava en la Playa de Fornells, por donde discurre el camino de ronda que une la Playa Fonda con Aiguablava. Como ya habíamos pagado un parking de 2€ decidimos ir caminando por este sendero y llegar así a Aiguablava, a pesar de que serían unos kilómetros de distancia.

Es un camino con algún que otro desnivel con escaleras, pasando por túneles y senderos rodeados de vegetación y pinares, cada poco nos íbamos encontrando con pequeñas calitas muy tranquilas ideales para pegarte un chapuzón.

He de decir que menos mal que llevábamos a Olivia en la mochila a la espalda porque al final tardamos una media hora de paseo hasta vislumbrar la cala de Aiguablava, pero también mereció la pena porque las vistas desde allí arriba eran increíbles. Ilusa de mí pensé que éste sería el único camino para llegar a Aiguablava, y como apenas veíamos gente pensé que seríamos poquitos los que estuviéramos en la playa. Mi gozo en un pozo en el momento que a lo lejos divisamos la cala, siendo un lunes de julio a las 11 de la mañana ya casi no cabía un alfiler. Fue entonces cuando nos dimos cuenta que el sitio donde aparcamos quizás no era el correcto jaja.

Costa-Brava-Aiguablava-claraBmartin-10Costa-Brava-Aiguablava-claraBmartin-09Después de la caminata nos dimos un merecidísimo baño, aunque ese día coincidió que el agua estaba un poco turbia y había algo de oleaje, pero es una cala perfecta para ir con niños por su arena fina y dorada y un fondo poco profundo. También cuenta con servicios como duchas, baños y restaurantes. Disfrutamos de una mañana de sol y playa y regresamos por el mismo sendero, aunque esta vez se nos hizo algo más pesado por el calor y por el hambre :-).

Costa-Brava-Aiguablava-claraBmartin-11Costa-Brava-Aiguablava-claraBmartin-13

Calella de Palafrugell

Mi amor por la Costa Brava se debe principalmente a Calella de Palafrugell, un pueblito pesquero muy pintoresco formado por bonitas calas y que conserva aún ese sabor a las vacaciones de antes: sin grandes masas, compartiendo el mar con barcas de pescadores y disfrutando de un ambiente tranquilo.

Descubrimos la cala urbana de El Canadell en el mismo pueblo de Calella de Palafrugell, una playa de unos 200m con arena gruesa y rodeada de un paseo. A unos pocos metros de allí había un aparcamiento gratuito así que decidimos que esta sería nuestra playa para los siguientes días. Era un lugar tranquilo, la playa tiene algunas rocas por donde aprovechamos para hacer snorkeling. Para comer había muchísimos restaurantes para elegir en el pueblo a tan sólo pocos metros de distancia.

Costa-Brava-Calella-Palafrugell-claraBmartin-21

Costa-Brava-Calella-Palafrugell-claraBmartin-15Por la tarde repetimos en Calella de Palafrugell, disfrutando de su bonito atardecer y paseando entre sus calles estrechas. Si me tengo que quedar con alguna imagen de mis vacaciones en la Costa Brava, sin duda me quedo con este atardecer sobre sus casitas blancas.

Costa-Brava-Calella-Palafrugell-claraBmartin-16Costa-Brava-Calella-Palafrugell-claraBmartin-20Costa-Brava-Calella-Palafrugell-claraBmartin-14Costa-Brava-Calella-Palafrugell-claraBmartin-19Costa-Brava-Calella-Palafrugell-claraBmartin-18

 Pals

Uno de los lugares más bonitos del Bajo Ampurdán es Pals, un pueblo de claro estilo medieval con calles empedradas, balcones de piedra y torres decoradas con buganvilla. Salimos a pasear una de las tardes por sus callejuelas, helado en mano, visitando sus tiendas de souvenirs y contemplando las vistas desde lo alto de las murallas. Es un pueblo animado y turístico, pero sin grandes masas.

Costa-Brava-Pals-claraBmartin-22Costa-Brava-Pals-claraBmartin-24

Yo me enamoré de algunas de las piezas de cerámica que venden en la zona, me llevé un aceitero y una lecherita de cerámica rosa.

Costa-Brava-Pals-claraBmartin-26Costa-Brava-Pals-claraBmartin-23Costa-Brava-Pals-claraBmartin-25

Para cenar repetimos en un restaurante muy family-friendly cerca de la playa de Pals que te recomiendo para ir con niños, llamado El Vaixell de Pals. La comida estaba deliciosa y pudimos disfrutar de una copita de cava mientas las niñas jugaban en su parque infantil. Fue el punto y final perfecto para terminar unas súper vacaciones.

Costa-Brava-Pals-claraBmartin-29Costa-Brava-Pals-claraBmartin-31Costa-Brava-Pals-claraBmartin-28

¿Has elegido ya destino para este verano? Si aún no lo tienes la Costa Brava puede ser un perfecto candidato para una vacaciones muy completas. Nosotros volveremos algún día para seguir descubriendo muchos mas rincones, que nos dejamos bastantes por ver.

Hasta entonces me encanta mirar una y otra vez todas estas fotos con sabor a mar y vacaciones. Besos!


Y como sois muchos los que me preguntáis por el alojamiento. En Rosas nos alojamos en el Hotel Mediterráneo Park, muy recomendable para ir con niños. Y en La Bisbal nos quedamos en la bonita casa rural Mas Masaller, con habitaciones amplias, piscina y zona de juegos para niños. Una alternativa diferente a los alojamientos de costa.

Te ha gustado? Compártelo!

12 pensamientos en “Costa Brava: El encanto del Baix Empordà

  1. Hace tiempo que tengo ganas de visitar esta zona, pero al final siempre nos vamos de vacaciones lejos… Algún año caerá junto con Provenza como hicistéis vosotros que me parece una combinación ideal!

  2. Me encanta la costa brava, quizá por eso vivo en ella jajaja. Hay tantos pueblos por ir a visitar y ver, el cami de Ronda es impresionante!!

    Yo este fin de semana seguramente haga excursión a algún pueblecito pero todavía no he decidido cuál.

  3. Hola clara ! Mi destino estas próximas vacaciones será La Costa Brava!
    Ando perdida con los alojamiento!
    Podrías decirme en donde os alojasteis y si fue de vuestro agrado!!
    Millón de gracias!!
    Besote!
    Emilia

    • Hola Emilia! En Rosas nos alojamos en el Hotel Mediterráneo Park y nos gustó un montón! Te lo recomiendo! Y a la vuelta estuvimos en una casa rural en La Bisbal, no recuerdo su nombre. La encontré a través de Booking y estuvo bien también. Un besito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *